Ducati S2R café racer a lo Steampunk

S2R Customizada cafe racer

De la mano de Customcreations llega esta poderosa Ducati Monster. La ha realizado el constructor Danilo Biello de Customcreations – situado en la provincia montañosa de Isernia, en el centro de Italia-. Esta creación es realmente una de las mejores que he visto. Se trata de una Ducati S2R 2007 que parece sacada de la película Atlantis. ducati-monster-s2r-cafe-racer
La S2R se lanzó en el año 2004 propulsada por el 800cc desmodrómico de Ducati. Aunque hay que reconocer que su principal fortaleza era el chasis. Ya que este venía directamente de la S4R.  Esta Monster es un modelo ’07,  La idea de Danilo era construir una Café Racer de corte clásico con acabados como de ‘latón’. Pero mientras trabajaron en ella descubrieron un origen Steampunk que no esperaban y que han sabido aprovechar.

Todo el carenado está hecho de una sola pieza. El material empleado para este resultado es de aluminio manipulado de  2 mm de espesor.

ducati-monster-s2r-cafe-racer-3

Mantiene muchos elementos de la parte ciclo originales. Eso sí, las llantas son nuevas para acompañar el diseño.

La riqueza de esta creación de Customcreations son los detalles. Las cubiertas del motor, el guardabarros delantero y la abrazadera, el soporte de la placa de matrícula y las señales de giro son sólo algunas de las partes únicas de esta mezcla. Luego está la luz personalizada y la bellísima luz trasera. Ambas decoradas por un motivo en rejilla.

ducati-monster-s2r-cafe-racer-4

Sobre el tanque, otro detalle sorprendente: Además de bonito resulta funcional: aspira el aire hacia el ‘airbox’ a través de un canal en el tanque.

Su creador ha sido cuidadoso sobre qué detalles pulir y cuáles pintar. Como resultado, todo se encaja perfectamente en pro del lujo y descaro de esta Monster. Massimo Fogliazza es el responsable de la pintura, mientras que la tapicería AT en Isernia se responsabilizó del asiento en cuero y Alcántara.ducati-monster-s2r-cafe-racer-5

La moto se ha terminado en 8 meses. Toda una preciosidad, no podemos temer afirmar que su cliente estará muy, muy satisfecho.

Eldelcasco